Tots els cinc sentits. El teatre mistèrico-orgíac. El teatre dels sentits

Hermann Nitsch

Resum

1. Un hecho real puede ser registrado mediante los cinco sentidos. Yo proyecto acontecimientos a través de los cuales invito a los espectadores a oler, catar, mirar, escuchar y palpar intensamente.

2. Todo desasosiego para experimentar sensaciones es una voluntad incondicional de experiencia que va más allá de la moral.

3. Ver, forma parte del dominio de todos los sentidos y sólo funciona bien de acuerdo con su naturaleza en combinación con los otros sentidos. La oferta consumista tampoco nos puede imponer los as;tos de oler y catar. Estos han de ser intensificados y sensibilizados de común acuerdo con la riqueza que nos puede ofrecer nuestra naturaleza interna y externa, y no con la riqueza peculiar y no putrefacta de las substancias comestibles.

4. El color rojo es uno de los colores más intensos que conocemos. Posee la característica más intensa y chocante para nuestra organización psicofísica. Siempre que hay una herida, cuando la vida corre mayor peligro, se derrama sangre de un color rojo fuerte.

5. Debemos aceptar, como un designio trágico y básico, que para poder realizarnos totalmente tenemos que matar.

6. Únicamente cuando la barrera del asco que es la que nos hace olvidar nuestro instinto animal, haya sido eliminada, podremos reconocer cuán importantes son la carne y la sangre para un teatro analítico.

7. Al artista le fascina la provocación de nuestra sensualidad.

8. El deseo reprimido de un posible goce total e intenso de la vida, que mezcla el placer de la procreación y el placer de la muerte con la vida extática, puede interpretarse como un acontecimiento teatral y dramático.

9. El teatro mistérico-orgiástico es una gran fiesta para los ojos. Mirar y, generalmente, utilizar bien los sentidos significa querer ingerir el mundo exterior. Queremos ingerir la cara del mundo exterior (en el sentido más auténtico de la palabra) y no andar errantes en el espacio y en el tiempo sin realidad de experiencia, por no decir, vegetar tristemente.

Text complet:

PDF


Copyright (c) 1988 Hermann Nitsch

Llicència de Creative Commons
Aquesta obra està subjecta a una llicència de Reconeixement 4.0 Internacional de Creative Commons

e-ISSN: 2385-362X | ISSN: 0212-3819